fbpx

A muchas personas les preocupa conocer los diferentes tipos de grasas que existen para tenerlo en cuenta a la hora de analizar los alimentos que consumen y sus nutrientes.

Principalmente podemos distinguir entre grasas saturadas y grasas insaturadas. Además, en otro apartado, se situarían las grasas trans. Veamos las diferencias.

GRASAS SATURADAS

Las grasas saturadas juegan un importante papel en nuestro organismo y, aunque han sido demonizadas durante mucho tiempo, se ha visto que el consumo de este tipo de grasas no provoca enfermedades cardiovasculares. Además, las grasas trans son las mejores para cocinar debido a que mantienen su estabilidad a altas temperaturas. El aceite de coco es una excelente opción. Aunque la grasa saturada se encuentra en productos de origen animal, los veganos tenemos excelentes opciones como el cacao, los cacahuetes y el coco.

GRASAS INSATURADAS

Este tipo de grasas se dividen en grasas mono-insaturadas y grasas poli-insaturadas. Las grasas mono-insaturadas son líquidas a temperatura ambiente y las podemos encontrar en el aceite de oliva, los aguacates, las almendras, etc.

Las grasas poli-insaturadas también cumplen funciones muy importantes en el organismo. Son los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, de obligado consumo ya que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlos. Es importante mantener una relación óptima entre el consumo de ácidos grasos omega 6 y ácidos grasos omega 3 ya que si ingieres mucho omega 6 y poco omega 3, puede acarrearte problemas de salud. Una buena estrategia es reducir el consumo de productos que tengan mucho omega 6, como los aceites de semillas, como el girasol, el maíz y la soja. También reducir el consumo de margarinas y aumentar el consumo de productos que contengan mucho omega 3 que, además de en el pescado azul, también está en las semillas de lino, las semillas de chía, el aceite de lino, y las nueces.

GRASAS TRANS

Está demostrado que este tipo de grasas es perjudicial para la salud. Así que procura no consumirlas. Se las conoce también como ácidos grasos parcialmente hidrogenados o hidrogenados. ¿Por qué? Porque la industria añade hidrógeno a los aceites (normalmente vegetales) que utiliza con el único objetivo de hacer que los productos procesados que llevan este tipo de grasas se conserven por más tiempo. Las grasas trans bajan los niveles de colesterol HDL -conocido como colesterol bueno- y elevan los de colesterol LDL -conocido como colesterol malo-.

Si tu alimentación es vegana y tienes muchas dudas sobre el tema de las grasas lo más recomendable es ir a un buen nutricionista especializado en dieta vegana para que te ayude.

¿Quieres adelgazar? Te regalo mi ebook sobre 7 claves para perder peso definitivamente

resumen libro regalo