fbpx

Ya te has comprado tus zapatillas nuevas, has estado investigando sobre planes de entrenamiento y es probable que tengas hasta un pulsómetro, pero no sabes muy bien por dónde empezar. Quieres salir a correr al menos 3 veces a la semana pero todavía tienes ciertas dudas porque quieres que sea efectivo y no te quieres lesionar.

Vamos a ver 10 consejos para corredores que están empezando.

Márcate objetivos SMART

Ponte metas específicas, medibles, alcanzables, retadoras y con límite temporal. No quieras, por ejemplo, preparar una maratón en 6 meses si nunca has corrido porque te resultará difícil y frustrante. Márcate un objetivo inteligente.

Ve poco a poco

Parece algo sencillo pero muchas personas tienden a pasar de 0 a 100.Cometen el error de empezar a correr a diario muchos kilómetros tras meses de inactividad. Prueba a comenzar saliendo tres días a la semana intercalando caminata con carrera. En cada sesión procura correr más y caminar menos que en la anterior. Así te verás progresar.

Corre por tierra o césped

Es mejor que correr por asfalto, cemento o una cinta de correr. El asfalto o el cemento no amortiguan nada y puedes lesionarte. Las cintas de los gimnasios, por su parte, no permiten una zancada del todo natural. Además ¡son muy aburridas! Así que opta por ellas mejor sólo en días de lluvia (si no te quieres mojar) o si donde vives no tienes opción de césped o tierra.

No te olvides de la fuerza y de la técnica de carrera

El hecho de entrenar con cargas, ya sea en tu casa con mochilas con peso, con un TRX, mancuernas o en un gimnasio con pesas, hará que mejores tu economía de carrera y prevengas lesiones. Con entrenar con cargas dos o tres días a la semana es suficiente.

No corras con un equipamiento cualquiera

Lo más importante es contar con un calzado adecuado y de calidad. Pero también debes contar con una buena ropa técnica, buenos calcetines y, si eres mujer, un buen sujetador deportivo.

Cuida tu postura corporal

El hecho de correr con una buena postura hará que puedas correr más y mejor. Para saber más, mira este vídeo: ‘Corrige tu postura con Estos sencillos Ejercicios’

Ten paciencia

Todos los comienzos son duros. Los primeros días cuesta mucho salir a correr o caminar y correr porque, si nunca has corrido, tu cuerpo necesita un período de adaptación. Es muy probable que la primera semana tengas agujetas, te sientas con mucho cansancio y tengas ganas de tirar la toalla. Por eso es tan importante tener una motivación para seguir haciéndolo. Ese objetivo principal del que hablábamos antes será tu motor para continuar a pesar estas incomodidades. Si perseveras, comenzarás a experimentar una gran sensación de satisfacción tras unas pocas semanas y tu cuerpo te pedirá que salgas a correr.

No salgas a correr justo después de comer

Si acabas de comer y empiezas a correr, tu sangre dejará el sistema digestivo para ir al sistema músculo-esquelético y esto provocará un corte de digestión. Hay muchas horas en el día, así que sal a correr cuando ya hayas hecho la digestión.

Apunta tus entrenamientos

Aunque parezca un detalle sin importancia, lo cierto es que es la mejor manera de ver tus avances y así mantener la motivación.

Mejor con compañía

Si puedes, búscate a alguien con quien salir a correr. Todo es mejor si se hace en compañía. Si no cuentas con nadie, lleva música contigo y, sobre todo, disfruta con cada entrenamiento y no te agobies si avanzas lento; ¡menos se avanza desde el sofá de casa!

Te regalo el webinar: LAS CLAVES DEL ÉXITO DEL CORREDOR

seminario corredores